España lidera las exportaciones europeas

Marruecos es un socio natural para los inversores españoles. Dotado de una excelente posición geográfica, el país actúa como frontera entre Europa y el continente africano, ofreciendo infinitas ventajas de negocio a aquellas empresas españolas e internacionales interesadas en expandir su negocio en el mercado marroquí.

Su economía es liberal, diversificada y abierta. Goza de un equilibrio macroeconómico estable y permanente que propicia las mejores condiciones para promover la inversión extranjera en un país que durante la última década ha mostrado un proceso de modernización y democratización.

Las oportunidades se suceden en varios sectores en un mercado poco explotado y que ofrece opciones reales de negocio rentables, ya sea para identificar socios comerciales o para realizar inversiones.

España lidera las exportaciones europeas

Desde el punto de vista comercial, Europa es el principal socio del país norte africano y España, con un 13,9% del total de las exportaciones internacionales en Marruecos, es el primer cliente y proveedor desde 2014. De hecho, las exportaciones españolas, en 2018, suponen el 41,6% del total de la Unión Europea en Marruecos.

La alta competitividad del coste de mano de obra, la disponibilidad de trabajadores cualificados, una política de Inversión Extranjera Directa proactiva, una red de infraestructuras bien desarrolladas, la proximidad geográfica (14 km separan ambos países) y las buenas relaciones históricas han favorecido las relaciones profesionales entre España y Marruecos.

La dinámica de cooperación ha permitido que los dos países actúen como socios comerciales, económicos y financieros favoreciendo el aumento significativo de las transacciones comerciales y el establecimiento de un número muy elevado de empresas españolas en el mercado marroquí.