Infraestructuras en Marruecos: 20 años de transformación

Hoy se celebran 20 años de la llegada al trono del Rey Mohammed VI en Marruecos. Durante este período, el país ha logrado posicionarse como un referente en la región MENA y ha destacado por su estabilidad política y social.

Desde 1999, Mohammed VI ha encabezado una serie de importantes proyectos que han favorecido el despegue económico, la modernización del país y la liberalización de su comercio. Por ende, el PIB ha ido creciendo de forma ininterrumpida durante estos últimos 20 años.

Asimismo, la economía local se ha visto reforzada gracias a la inversión internacional en sectores como el turismo, la agricultura, las energías renovables, la aeronáutica o la industria automotriz, con la presencia de grandes firmas como Siemens, Boeing o Renault.

Desde su ascenso al trono, Mohammed VI ha consagrado a Marruecos en la estabilidad, trabajando en una visión a largo plazo y con la ambición de convertir el país en un líder del continente africano.

La llegada del monarca ha favorecido también el desarrollo de nuevas infraestructuras, como puede ser la puesta en marcha del tren de alta velocidad de Tánger a Casablanca, o la creación del complejo portuario más grande de África, conocido como Tanger Med.

Proyectos que han marcado el reinado de Mohammed VI

1.Tanger Med, un pilar económico

A la vanguardia de estos proyectos, Tanger Med es posiblemente la joya de la corona del reinado de Mohammed VI. Considerado el puerto más grande de África, es una zona comercial clave entre Europa, África y el resto del mundo.

Este hub logístico empresarial, que alberga 750 empresas activas, ha mejorado las exportaciones del país y se ha convertido en una plataforma para la competitividad de la economía marroquí.

De hecho, el proyecto más importante de la historia del país ha atraído capital extranjero y crece a pasos agigantados año tras año. A día de hoy, el complejo tiene una capacidad total de más de 9 millones de contenedores.

2.Tranvía en Casablanca y Rabat

Las capitales administrativas y económicas del Reino, Rabat y Casablanca, se han transformado durante estos 20 años, convirtiéndose en lugares de construcción donde abundan los proyectos de infraestructura.

De hecho, los tranvías de Rabat y Casablanca se encuentran entre los principales proyectos lanzados por el monarca y reflejan el compromiso del país para modernizar su infraestructura.

Estas infraestructuras han contribuido significativamente a mejorar la calidad de vida de los habitantes y el desarrollo socioeconómico.

3.Noor, la megaplanta solar

Noor es la central de energía solar más grande del mundo. Inaugurada en 2016, la planta está ubicada en la región de Ouarzazate y es parte de la ambiciosa estrategia que pretende reducir la dependencia energética de Marruecos de petróleo y gas.

Repartidas en más de 3.000 hectáreas, Noor Ouarzazate está formada por cuatro plantas de energía solar. Los objetivos del Reino en esta área son muy ambiciosos: producir el 42% de la energía de energía limpia para 2020 y el 52% para 2030.

4.Línea de Alta velocidad

La línea de Alta Velocidad en Marruecos fue inaugurada en 2018. Por el momento, el tren de nueva generación circula entre los dos principales centros económicos del Reino, Tánger y Casablanca.

El tren puede alcanzar una velocidad que supera los 320 km y es parte de los esfuerzos de desarrollo ferroviario nacional que pretende satisfacer la creciente demanda de movilidad.

Como se puede observar, desde el ascenso al trono del Rey Mohammed VI el país ha llevado a cabo reformas estructurales que se han traducido en una evolución económica, social y profesional.

Estos cambios han hecho posible que Marruecos sea considerado un centro de negocios regional. Gracias a estas continuas transformaciones, los inversores y las empresas internacionales confían hoy en Marruecos y se benefician de la calidad de sus servicios e infraestructuras.